JUANITO MOLESTÓN (Fábula) Jueves, May 17 2012 

Juanito molestón es un pícaro cansón…

Que molesta todo el día, con creciente algarabía.

Pone apodos a la gente, a doña Rosa, al tío Vicente;

Va y les grita: “Rosa vieja de lo gorda eres coneja”.

 

A la anciana de la esquina, le gritó “vieja cochina”,

Y a Chavita cocinera la tildó de fritanguera…

Así burla, insulta y hiere, don Juanito, a cuantos quiere

Y se mete en mil problemas que le traen profundas penas.

 

Una tarde estaba Juancho en la casa de los chanchos

Molestando  a un marranito regordete y rosadito.

–         ¡Ja, ja, ja… marrano feo! ¡Chicharrones en ti veo!

¡Toma, toma! Le da palos y el marrano dice: – ¡Malo!

 

–         ¿Qué me haces? ¿Te he hecho daño? No he cumplido yo ni el año,

No te he visto anteriormente y me pegas inclemente…

-¡Cállate ya mantecoso!  Chicharrón eres sabroso,

Le diré al señor finquero que te mate… ¡Yo lo quiero!

 

–         ¿Cómo así? ¡No me conoces! ¿Qué te he hecho? Grita a voces

De tristeza el marranito, que abrazaba a su hermanito…

Yo te he visto que tú insultas a la gente y no la indultas,

No conoces el perdón… ¡Tienes poco corazón! 

 

–         ¡No molestes a la gente! ¡No hay derecho, sé consciente!

Si tú vagas por el mundo dando males, errabundo,

Ni un amigo tú tendrás, solo el odio encontrarás;

¡Hombre Juan, piénsalo bien, dale luces a tu sien!

 

–         No molestes a tu hermano, Dios lo hizo a ti cercano,

Da tu pan a quien lo pida… ¡Ve y comparte tu comida!

Es tu hermano tu grandeza, tú con él harás bellezas

¡Y así un mundo de ilusión forjará tu corazón!

 

Calladito y pensativo quedó el niño hiperactivo,

Repensando cada cosa vio volar las mariposas,

Con sus alas seda y oro, hacia el sol de luz tesoro.

Piensa y piensa,  al fin habló y al marrano contestó:

 

–         ¡Eres sabio, marranito! Hoy me hablaste muy bonito

Y dijiste cosas ciertas que yo daba ya por muertas…

¡Nada gano haciendo males  ¡Nada, nada!.. ¡Un urdemales!

Fui un prolífico insolente que ofendió hasta al tío Vicente.

 

–         Hice daños por doquiera, fue insultar mi fiel bandera

¡Mas todo eso ya acabó, tu palabra me alumbró!

Diste luces a mi mente, no seré un impertinente

Y al que ayer yo molesté, mis disculpas le daré…

 

 

Terminó la fiel historia de Juanito, que hizo gloria

Y a su vida de pateta, la cambió por nueva meta…

Se hizo un joven admirable, muy juicioso y responsable

Que dio premios por montón a Colombia su nación.

 

El Yopal (Casanare), febrero 11 de 2012Image

A MI LADO (Poema) Jueves, May 17 2012 

Soy tu hijo o tu hija, yo un día

A la vida radiante nací.

Llené el mundo con nueva alegría

Y a tu vida sentido le di.

Yo viví porque tú lo quisiste

Yo nací porque fue decisión.

Del amor inmortal que sentiste

Y dio luz a mi fiel corazón.

Con la fuerza de nuevos pulmones

Resonó la feliz libertad.

En el llanto que atrajo canciones

Y alegría a tu casa, mi hogar.

Desde entonces mi vida es aliento,

Nueva aurora que brilla en el sol.

La promesa de ser tu sustento

Cuando anciano se vea tu arrebol.

Soy tus brazos, tus ojos, tu dicha

Tu sentir y una nueva visión.

Que prolonga al vivir esa vida

De las almas feliz ilusión.

¡No me dejes!… camina a mi lado

De tu mano la vida es feliz.

Dime todo al hablar, sin enfado,

Habla claro con firme matiz.

Que tu mano me muestre el peligro

Y me advierta del bien y del mal.

Que tu rostro me indique el camino

Con justicia y virtud paternal.

Ya lo has hecho yo sólo te pido

Que lo hagas de nuevo hasta el fin.

Más ahora que crezco y compito

Con el viento que sube al confín.

¡Soy tu sangre, tu luz, tu retoño!

Siembra en mí si pretendes hallar.

Dulces frutos al fin del otoño

De la vida en tu fiel trasegar.

 

NABONAZAR COGOLLO AYALAImage

¡VIVA EL VEINTE DE JULIO! (Poema) Jueves, May 17 2012 

Image¡Que vivan las grandezas de nuestra patria amada!

¡Colombia generosa, magnífica y cordial!

¡Es hoy veinte de julio y el alma entusiasmada

Entona ante el planeta su cántico triunfal!

 

¡Cantemos colombianos! Un día nuestros patriotas

Rompieron las cadenas de vil esclavitud…

¡La sangre palpitante en los pechos ya borbota

Por nuestro amado suelo de heroica juventud!

 

González de Llorente prorrumpe en mil insultos

En contra de Colombia y la América inmortal.

Ardientes los Morales convocan a un tumulto

Que casi cobra vida del ofensor fatal.

 

El pueblo se levanta y gritando a voz en cuello

Exige sea el cabildo de abierto legislar.

Y corren presurosos los criollos que en aquello

Observan el momento de entrar a gobernar.

 

José Acevedo y Gómez, arenga al populacho

Hablando en la tribuna que ofrece su balcón…

¡Mirad, mirad los grillos, cadenas y despachos

De cárcel que os esperan si escapa esta ocasión!

 

¡El pueblo se levanta vivando al Dios eterno!

¡Vivando al rey de España que apresa el cruel francés!

¡Queremos que haya Junta! ¡Magnífico gobierno

Local defienda a todos con nítida altivez!

 

La Junta se conforma y hacia la media noche

Declárase en el Acta la eterna Libertad.

Del suelo granadino que escancia mil derroches

De gloria ante su vida naciente en mocedad.

 

La Junta conformada asume sus medidas

Y al viejo gobernante Virrey Amar Borbón.

Destierra con su esposa, la plaza enardecida

Aclama aquel destierro con himnos de emoción.

 

Pasados los festejos la Junta una bandera

Levanta en sus sombreros cual santo bicolor…

¡Irrumpe así a la vida  la enseña tesonera

De la naciente patria que lucha con valor!

 

 

Los años revolaron, Fernando el rey amado

Volvió a su regio trono transido de furor.

Al ver que sus colonias el cetro habían quebrado

Mientras que Bonaparte posó de usurpador.

 

Decide reconquista violenta con gran saña

No entiende nuestra España patriota proceder.

¡Los ánimos se exaltan, Bolívar mil hazañas

Junto con sus soldados realiza por doquier!

 

¡Nacemos a la vida después de aquellos triunfos!

¡España no gobierna nuestro destino fiel!

Después de la derrota del puente, nuevos rumbos

Tomó la patria altiva que ensalza su broquel!

 

Los héroes consumados de Boyacá son grandes

Magníficos gigantes que logran coronar.

El sueño de este pueblo nacido entre los Andes

Que logra con las armas el triunfo conquistar.

 

Allá en el puente, fieros, los nuestros defendieron

Lo que un día decidieron por el florero aquel…

Los héroes de la plaza, el veinte que procero

Será en el mes de julio la gloria y el laurel.

 

¡Viva veinte de julio! La enseña de Colombia

Se eleva generosa, gloriosa hacia la luz.

¡Viva la fecha patria que adorna nuestra historia

Con el valor sublime que nace de la cruz!

 

Nabonazar Cogollo Ayala

Julio 23 de 2006

 

LA CORTE DE LOS JUECES (Fábula) Miércoles, May 16 2012 

La corte de los jueces reunida ya se encuentra

Integran magistrados jurídica sesión…

Escúchanse las voces de egregia presidenta

Que llama al orden pleno… ¡Sublime expectación!

 

-¡Silencio gente toda! ¡Silencio se les pide!

Hoy juntos juzgaremos la vida y su moral.

De aquellos individuos ¡Espero no lo olviden!

Que antaño se marcharon con su vivir fatal.

 

¡Ah gente mala esa que nunca más volvieron!

¡Pasaron muchos años, la tierra se olvidó!

No importan nuestras vidas… ¡Aquí los juzgaremos!

¡Con crítica implacable! ¡El juicio comenzó!

 

¿Por qué nunca llamaron? ¿Por qué jamás volvieron?

¿Por qué no brota el llanto? ¿Por qué no visitó?

¿Aquel trajo regalo? ¿Sus hijos sí vinieron?

¿La esposa de aquel otro cómo la conoció?

 

-¡Juanita se te quema la pasta en esa olla!

-¡No importa presidenta ¡Qué rico es enjuiciar!  

Y bien sigamos presto… ¿Conoces la tramoya

De vida enrevesada de aquella al estudiar?

 

¿Por qué nunca viniste? ¡Quizás no lo quisiste!  

¿Qué piensas de tu padre? ¿Por qué tú hablas así?

¡Escribes con donaire! ¡Refiéreme ese chiste!

¡Es dulce fontanela de morbo y frenesí!

 

¿Te sientes realizado? ¿Tu vida es grata y plena?

-¡Juanita ya está llena la fuente a reventar!

-¡No importa que rebose!… ¡Mejor es la verbena

Que ofrece el mentecato con su vivir sin par!    

 

¿Le mandas a tus padres dinero cada cuánto?

¿Por qué tu madre sufre? ¿Por qué tu hermano es…?

Prosiguen las preguntas con ritmo y arrebato

¡El morbo está en su clímax! ¡La corte está a sus pies!

 

El Gran Señor del cielo, el Dios que todo mira

Observa todo aquello sereno en su pensar.

¡Se juzgan las acciones! ¡Se goza y se delira

Mirando el mal ajeno sin ir a reparar…

 

ImageQue aquellos jueces todos no son modelo eterno

Del diario conducirse tampoco de moral.

¡Son seres como todos! Quizás andan enfermos

Juzgando a todo el mundo en alto pedestal.

 

¡Decido- Dice el alto Señor del universo-

Que todos sus decires se vuelvan contra sí.

Sus altas decisiones con ánimo perverso,

Se vean multiplicadas sobre ellos… ¡Quiero así!

 

Aquellos que obtuvieron sagradas confidencias

Y luego traicionaron, juzgando con horror.

Verán cómo el veneno de sus maledicencias

Se vierte en sus cabezas transidas de dolor.

 

Aquellas palabrejas lanzadas a los vientos

En contra del ausente que ignora tal decir.

Tornadas en desgracias, dolor y sufrimientos

Yo quiero se transmuten contra su porvenir.

 

¡Ese es el precio! –dijo- el Dios de los arcanos

De aquellos maldecidos que osaron injuriar. 

Las gentes que a su mesa llamaron sus hermanos

Y luego calumniaron con lengua sin parar.

 

¡Eso les pasa amigos a aquellos que se yerguen

En jueces implacables de nuestra humanidad!

El mórbido veneno que de su lengua expelen

Transmuta el Dios eterno en mal e iniquidad.

 

Nabonazar Cogollo Ayala

Mayo 16 de 2012

ANATEMA BURGUÉS Viernes, May 4 2012 

Raza de víboras, raza maldita…

Géntula inmunda donde palpita

La sucia crápula de la traición.

¿Quién se han creído? ¿Jueces  acaso?

¡Pútridas gentes donde el fracaso

Se hizo veneno de frustración!

¿Se creen muy éticos? ¿Se creen perfectos?

¿Sol de virtudes? ¡Vómito infecto!

¡Maldigo el día de su nacer!

Maldigo a todos sus viboreznos…

¡Sangre fatídica donde el veneno

Palpita espléndido con más poder!

¿Por qué irrespetan a los ya muertos?

¿Por qué el escándalo de sus entuertos

Lanzan al aire como vil hiel?

¡Muéranse todos, gente ominosa!

¡Parta su lengua tan venenosa

Aquella clava que mató a Abel!

Miren primero sus mil errores

Los desaciertos que son horrores

En su conducta y en su decir…

¡Heces pestíferas y virulentas!

Con sus acciones siempre violentas

Siembran discordias en el vivir.

Torpes las rosas de la cordura

Todas deshojan con la locura

Del “me parece”, del “yo escuché”…

¡Sus frentes hundan en el profundo

Estercolero  pútrido, inmundo

De la ignominia de que dan fe!

¡Maldigo el día en que nacieron!

Maldigo el rostro con que vinieron

Falsos, hipócritas, a saludar…

De Jesucristo los enemigos

Son ante ustedes dulces amigos

¡Miasma hediondísimo del lupanar!

Dudo que entiendan cuanto les digo

¡Siempre ignorantes, siempre mendigos,

Siempre en las márgenes del fiel saber!

Más solo quiero que esto comprendan:

¡No es arrebato, no es reprimenda!

¡Se acabó todo, lo pueden ver!

Cuando se muera la gente anciana

No iré al sepelio… ¡Bruja Morgana!

Ve y regocíjate porque es de ti…

Esta mesnada de malnacidos,

¡Recua asquerosa de resentidos

Que son tu corte, tiara y rubí!

Ya me despido con maldiciones

Para su casa donde hay horcones

En cada esquina, los cuales son:

Injuria fiera, Calumnia airosa,

Hipocresía que da su rosa

Y Falsedades del corazón.

Nabonazar Cogollo Ayala

El Yopal (Casanare), abril 30 de 2012